INHALANDO LA PRESENCIA DE DIOS EN MI

on martes, 5 de marzo de 2013

La presencia de Dios en Mi, es la clave para la resolución de todos los inconveniente de  la vida cotidiana.
Dios es luz y donde hay luz no puede haber oscuridad.
Las situaciones negativas es la ausencia de Dios, así como la oscuridad es la ausencia de la luz.
La oscuridad espiritual no existe, solo existe la luz espiritual.
Cuando la luz espiritual no se manifiesta, se manifiesta su ausencia, que es su opuesto complementario. 
El ser humano, hijo de Dios (PADRE NUESTRO QUE ESTÁS EN LOS CIELOS), es la herramienta que Dios utiliza para manifestarse en la materia.
El hombre toma decisiones en su mente, de acuerdo a las leyes de Dios (manifestando en su vida luz o éxito) o en  contra de estas leyes (en cuyo caso el hombre manifiesta oscuridad) es decir sufrimiento, fracaso, necesidad, soledad, enfermedad, todas estas manifestaciones son ausencia de la luz esencial en la mente del hombre por ignorancia de las leyes  (nunca por maldad como creen algunos).
El hombre modela y cuantifica su vida en su pensamiento y lo hace, de manera luminosa o de manera oscura, una es consecuencia de los pensamientos positivos (Dios en acción en el hombre), la otra es de manera oscura, consecuencia de pensamiento negativo (ausencia de Dios).
No es Dios el responsable de nuestras realidades cotidianas, como no es el gobierno el responsable de nuestra situación legal o la sociedad el responsable de nuestras necesidades.
Hemos sido educado en una forma en que lo que nos va mal culpamos a los demás, en vez de haber sido educado en la conciencia de que si algo va mal, es nuestro pensamiento errado el que creo esta situación.
Comprendiendo esta realidad espiritual, material mental, aprenderemos a pensar correctamente y todas nuestras situaciones se irán transformando positivamente como hijo de Dios que somos.
Deberíamos seguir cursos especializado de como aprender a pensar (pues la calidad de éste define la calidad de nuestra vida en toda su forma).
Los cambios de la vida se inicia en los cambios de los pensamientos.
Lee todos los libros que haya sobre el poder de la mente.
El espíritu actúa a través de la mente no al revés.
El espíritu provee la energía creadora y la mente la modela, al igual que la ursina provee de energía y el hombre modela sus uso.
 Mi Cristo saluda a tu Cristo en la luz que ya fuimos, somos y seremos por siempre.
  

1 comentarios:

PedroV dijo...

Me ha impresionado mucho el título “Inhalando la presencia de Dios en mí”, es cierto, es muy cierto. Creer que la presencia de Dios está en mí, es lo esencial.
Dios es luz, dónde se pone luz, sale luz y desaparece la oscuridad.
Si me empeño en ver la oscuridad, y rechazo la luz, entonces crearé un mundo de oscuridad, si amor, egoísta. Y depende todo de mis creencias, mi forma de pensar crea un mundo de oscuridad o claridad. Es por esto que es necesario tomar muy en cuenta cómo pensamos y en qué creemos. Me ha gustado lo que ha escrito, un abrazo. Pedro

Publicar un comentario