Mi Relación con el Dinero (4ta Parte)

on miércoles, 8 de febrero de 2012


Para mejorar nuestra relación con esta energía es necesario que revisemos profundamente nuestro estado interno, como se ha ido desarrollando con el correr de nuestra edad, en especial aquellas relaciones iniciales en mi niñez.

La psicología nos enseña que somos historias repetidas.

Que historia relacionada al dinero, más repetimos:

1. Tengo siempre en abundancia.
2. Siempre estoy viviendo ajustado.
3. Apenas me alcanza.
4. La más de las veces me falta.
5. No puedo cumplir con todos mis compromisos.
6. Reniego contra el dinero.
7. Su falta me produce mucha ansiedad.
8. Mi relación con el dinero es fluido y gozoso.

Si tu  respuesta abarca más de dos si del 1 al 7; debe revisar profundamente tu relación histórica con el dinero, pues lo que te estás pasando hoy, tiene sus raíces en tu pasado remoto o cercano.

Comienza a escribir en un cuaderno de trabajo dedicado exclusivamente al dinero y su aumento en tu vida.

Recuerda que todo se teje en el teatro de tu mente y solo en ese escenario puede y debe hacerse los cambio que queremos manifestar en nuestra experiencia de vida.

Los programadores enseñamos como reprogramar nuestra mente para lograr los resultados deseados.

Es incierto los resultados si el esfuerzo solo está dirigido a menudo del trabajo o del estudio, si los cambio primero no lo realizamos en el subconsciente a través de consciente.

Escribe  en tu cuaderno de trabajo (que debe dividir en dos columnas, izquierda y derecha) con la mano no  dominante pregunta como:

¿Porque no gano lo suficiente?

¿Porque el dinero no me alcanza?

¿Porque me es difícil ganar dinero?

¿Cuáles son mis sentimientos reales en relación al dinero?

¿Qué parte de mí ser esta bloqueando mi mayor crecimiento económico?

Las pregunta debe ir en la columna de la izquierda y la respuesta en la columna de la derecha y debe ser escrito con la mano dominante.

Inmediatamente que escribas la pregunta debes contestar la respuesta que te viene por intuición, no debes racionalizar, solo debes escribirlo, en otro momento estudiarlo.
Te enseñara cosa que ningún profesor podrá enseñarte, pues  tu hemisferio izquierdo tiene la pregunta y registro del problema y tu hemisferio derecho tiene la repuesta y la  solución.

Recuerda que el dinero es un espejo de tu conciencia expresado en este sentido.

Tu vida es la exacta reproducción y materialización de las imágenes mentales que tú has instalado en tu mente.

Es aquí en donde vemos la perfección de Dios en toda su gloria. Pues cada uno de nosotros va creando su vida de acuerdo a la capacidad y conocimiento que va adquiriendo de la verdad (nuestra vida es creada desde y en nuestra mente).

Los maestros espirituales verdaderos lo sabían siempre (no los seudo maestros).

La oportunidad de la vida que da Dios, es por igual para todos, más la libertad está primero, y la mayor libertad heredada desde nuestra divinidad es que somos absolutamente libres de pensar como queramos, sin embargo una vez pensado y registrado en tu subconsciente, esta imagen pensamiento se realizará sí o sí en tu vida.

Observa la  vida de los exitosos y pregúntales cuáles son sus pensamientos dominantes y anótalo, veras que sus pensamientos son de éxito, siempre el pensamiento precede a los hechos.

Observa la vida de los fracasados en la misma actividad y con la misma preparación, y podrá observar que sus pensamientos tienen una gran dosis de fracasos.

Finalmente observa tus pensamientos predecesores en las cosas que te van bien y los pensamiento que precedieron a los que no funcionan en tu vida, si eres sincero podrás aprender algo increíble y si aprendes a usar tu mente (con largo y profundo estudio, como lo hicimos todo lo que hoy somos triunfadores en la vida).

El éxito no es una casualidad, es un proceso mental primero y un proceso acto después con  resultado pre definido.

Dios no crea imperfecciones, nosotros sí, no por maldad, sí por ignorancia, el gran desafío es aprender cómo funciona nuestra mente.

En próxima nota estudiaremos que aprendimos de pequeños sobre el dinero, como se relacionaban nuestros padres con esta maravillosa herramienta de vida.

Hermano/a  a quien sin conocerte, te amo profundamente en Cristo y deseo tu bienestar y felicidad por eso te escribo estas notas esperando desafiarte a buscar la verdad  por ti mismo, recuerda, eres hijo de un Dios riquísimo, que quiere tu bienestar, más respeta tu derecho a aprender estudiando, experimentando, o sufriendo, pero aprenderás sí o sí.

Mi Cristo de abundancia te abraza en tu divina abundancia.

Escríbeme, preguntarme, procuraré contestarte.

0 comentarios:

Publicar un comentario