Aprendiendo a programarse

on jueves, 24 de septiembre de 2009



La mente humana actúa en automático (programa inconsciente) actuamos la mayor parte del tiempo fuera de la conciencia, es decir no somos consciente de lo que estamos diciendo o haciendo (vivimos la mayor parte de nuestro tiempo en automático, es decir ya existen los programas que nuestra mente debe ejecutar en su día a día, muchas de ellas fueron instalado en nuestra niñez con muy buenas intenciones) debemos salir de automático o de los programas para poder tomar una decisión consciente, sólo que esto es muy difícil pues produce gran desgaste y mismo esto que estamos pensando conscientemente aquí y ahora deberá convertirse en programa para que sea útil de lo contrario sólo lo usaremos cuando estamos consciente de ello.


El proceso de  instalación de nuevo programa como por ejemplo un programa de: 
soy rico” 
no es fácil si tu programa ya instalado es de pobreza.

Es más, el programa de pobreza instalado en tu mente lo hicieron personas que tu amabas y respetabas, en estos casos los programas tienen más adherencia a nuestra mente y su transformación es muy difícil, no es imposible, sólo es difícil.

Con ayuda de gente versada en programación te permitirá seguir un proceso más efectivo y podrá instalar el programa que tu desee.

Todo lo que deseemos esta proveído por Dios, la sociedad y el gobierno, sólo que cada  cosa deseada para que la poseamos debe pasar invariablemente el filtro de nuestros programas mentales, igual que una computadora.

Por más que tú desees un trabajo de computación esta no se logrará si el programa de la computadora no lo permite.

Necesariamente tendrá que adecuar el programa computacional a tu necesidad y la computadora lo realizará fácilmente.


Con el mismo principio actúa nuestra mente, falta asimilar la fisiología mental de logro, muchas personas lo están haciendo y están aprendiendo a conducir su vida como lo desean, hasta tanto tendrá que sobrevivir con lo que tus programas presente lo permita.

Desde mi infinitas abundancia a tu infinitas abundancia.

Prof.  Arce

0 comentarios:

Publicar un comentario