Los sueños y la imaginación

on miércoles, 5 de agosto de 2009

Un dicho
El hombre puede convertir el cielo en infierno y el infierno en cielo”.

Nelson Mandela el líder sudafricano dijo:
“El futuro es de aquellos que creen en la belleza de sus sueños”..

Mi vida personal es la concreción de mi sueño de niño joven.

Podemos preguntar a cualquier realizador donde nació su logro, por sus respuestas sabremos infaliblemente que es el fruto de su sueño.

Sueña y sueña mucho, el mundo acabará cuando nadie se anime a soñar, sueña y trabaja por tu sueño, no permita que sea solo sueño, debe despertar y vivirlo.

Los sueños bien imaginados van camino a la realizaciones plenas

Einstein nos dice:
La imaginación es el taller donde Dios trabaja”.

También decía Einstein: la imaginación es más importante que el conocimiento.

En el conocimiento esta otra mente en acción, en tu imaginación está tu mente creando tu deseo, que es el impulso de Dios buscando su manifestación a través de tu creatividad, tu voluntad y tu fe en ti mismo

Una vez que tenga un deseo es tu obligación realizarlo, utiliza tu imaginación como el centro de tu actividad creadora y encontrará el como lograrlo en el momento menos pensado.

El mundo hubiera sido muy diferente sin los imaginadores de la aviación, de la computadora, de los viajes espaciales, de la telefonía celular, de la medicina del trasplante.

Tu vida está en tus manos dice la sabiduría hindú.

Yo te digo tu vida está en la calidad de tu imaginación, que es producto de tus creencias y pensamientos predominantes.

Replantea lo que crees, lo que piensas y lo que imaginas cotidianamente y amóldalo a tus deseos predominantes sin tener en cuenta el como lo vas a lograr.

Imagínalo vívidamente, tómate espacio y tiempo para hacerlo disciplinadamente dos tres veces por día.

La mente no trabaja si no hay disciplina.

Recuerda la biblia: persevera y será salvo.

Salvo = no sufrir la consecuencia de la falta.

Tu eres un ser suficiente en ti mismo, Dios nos dio ese poder a ti y a mí, la diferencia está en que algunos lo sabemos.

Ahora tú eres uno de los que sabe, úsalo, benefíciate y vive como hijo de Dios que eres “Con la dignidad que te mereces”

Desde mi abundancia a tu abundancia infinita con afecto divino.

0 comentarios:

Publicar un comentario